Bienvenido al sitio web de Anagnórisis. Hoy es el  
Revista Anagnórisis | Blogs | Periférico | Peluquerías culturales

PERIFÉRICO

BLOG DE ROMÁN BECERRIL




ENTRADA ANTERIOR

• Carta a un funcionario del PRI






11-02-2013 | ENTRADA #9
Peluquerías culturales
Etiquetas:

Gabriel Zaid, Cuevas, Tamayo, Gunther Gerzso, Joy Laville, Hemerotecas, Ajedrez, Bibliotecas, Cultura


 photo p9_zpsbf72ef79.jpg

ILUSTRACIÓN | Fuente: ITE. | Esta ilustración está bajo una licencia de Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported

El poeta y ensayista mexicano Gabriel Zaid propone en su libro El costo de leer y otros ensayos el establecimiento de salas de lectura en lugares donde existen tiempos muertos, como las peluquerías. Es una buena idea difícil de realizar por la vía oficial: las autoridades encargadas de coordinar estas salas tendrían que concentrar presupuestos millonarios y distribuirlos eficientemente entre los espacios disponibles (también millones, desperdigados por todo el país). Esa simple concentración de recursos requeriría, por sí misma, de un aparato administrativo inmenso y costoso, cuyos resultados serían difíciles de medir y, a la larga, de justificar presupuestalmente.

Localmente, lo práctico sería apelar a los dueños de peluquerías de todo el municipio para que ofrezcan en sus negocios una colección respetable de publicaciones culturales: revistas como Letras Libres o Nexos, suplementos como Laberinto (del diario Milenio) y demás impresos culturales de su preferencia, siempre que su nivel de calidad sea bueno. En suma, los peluqueros podrían seleccionar lo mejor para leer (para ellos mismos y para sus clientes).

Muchas peluquerías ya ofrecen el servicio hemerográfico (revistas y periódicos), pero podrían mejorarlo incluyendo buenas publicaciones de temática cultural. Así se podrían crear verdaderas hemerotecas especializadas para ofrecer acceso a determinadas colecciones interesantes (de tal publicación cultural poco usual, de tal año, tal región del país, etcétera).

Los peluqueros lo podrían ver como un beneficio adicional y útil para sus clientes (además de indispensable en lugares donde no hay bibliotecas próximas, o donde las que existen no cuentan con diarios ni revistas en su acervo). También como una mejora a su negocio que les crearía algunos clientes nuevos, que serían atraídos por la oportunidad de consultar tal publicación o colección.

Y no hay porque restringir la oferta cultural a las revistas y los diarios. La peluquería a la que asisto, por ejemplo, presta una atención extra de corte cultural que mejora el servicio: en el tiempo de espera se puede jugar ajedrez. Igualmente, se podrían exhibir reproducciones de cuadros importantes (de Cuevas, Tamayo, Gunther Gerzso, Joy Laville, entre muchos otros).

Estimados peluqueros: hay que convertir las salas de espera en salas de lectura. En general, en salas de cultura que complementen a las bibliotecas públicas. Las peluquerías culturales son posibles y deseables.¬



COMENTARIOS

COMENTARIOS


BLOG

PERIFÉRICO

SOBRE EL AUTOR DEL BLOG


Román Alonso.


DESCRIPCIÓN DEL BLOG


Blog de temática libre escrito desde la periferia de la periferia.